RAW de Alberto de Pedro y Raúl Cabello, es una intervención especifica creada para la planta 3 del centro. Así la obra se integra dentro del espacio arquitectónico que, con su planta irregular, múltiples accesos y cubiertas de cristal, difiere de los tradicionales espacios expositivos. El título alude, por un lado, al formato fotográfico RAW, también entendido como “negativo digital” y por otro lado a la palabra en inglés cuya traducción implica algo sin refinar, en bruto.   

Las imágenes de gran formato, impresas en blanco y negro sin apenas procesar, cuelgan fragmentadas de las vigas del techo. Sin marco, ni estructura alguna, rompen con la escala y la perspectiva convencional y sealejan de la rigidez a la que acostumbra la fotografía. Casi como si se tratara de esculturas, juegan con la luz que entra por la cubierta acristalada y se cruzan con el libre deambular del visitante. Con el Palacio como protagonista, muestran a la vez cuidados detalles ornamentales de las fachadas y, desde las calles traseras del entorno, otras perspectivas menos habituales.